Inicio

Encuestas

Que le parece el nuevo aspecto de nuestro Site?
 

Enlaces

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy742
mod_vvisit_counterAyer2120
mod_vvisit_counterEsta Semana6962
mod_vvisit_counterSemana Pasada12674
mod_vvisit_counterEste Mes55080
mod_vvisit_counterMes Pasado87330
mod_vvisit_counterTotal10382609

We have: guests, bots online
Tu IP: 54.80.133.210
 , 
Hoy: Abr 28, 2017

Noticias

PDF Imprimir Correo
Los hombres, como de costumbre, corren con suerte. No se trata de una hormona, ni de un método plástico. Olviden las pastillas que alteran el delicado equilibrio químico que en las mujeres se puede ver afectado cuando se usan píldoras para prevenir un embarazo. Los machos de nuestra especie podrán contar con métodos anticonceptivos diseñados específicamente para ellos.

Venezuela tiene al presente un grupo de investigadores que ha alcanzado útiles hallazgos en cuanto al espermatozoide y su movilidad. Como es sabido “los espermatozoides son células altamente especializadas que tienen como única finalidad transportar el ADN –información genética- del padre hasta el ovocito femenino para que se produzca la fecundación”.
El estudio de los mecanismos moleculares responsables de la movilidad del espermatozoide fue el tema de dos trabajos de grado de Maestría en Biología de la Reproducción Humana, realizados por los estudiantes graduados Carmen Vívenes y Rubén Darío Peralta, realizado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).
    Bajo la tutoría de los doctores Fulgencio Proverbio y Reinaldo Marín del IVIC y María Isabel Camejo de la USB, los estudiantes Vívenes y Peralta presentaron dos trabajos de investigación que abren las puertas al anticonceptivo masculino del futuro. Estos estudiantes se dedicaron a evaluar el movimiento del “flagelo del espermatozoide” o lo que también se conoce como “la cola del espermatozoide” y profundizaron en su estructura y funcionamiento, concientes de que al afectar este movimiento o detenerlo, se podría evitar la fecundación del óvulo.
    El equipo comprendió, luego de años de estudios, que existen ciertos elementos que inhiben y reactivan la actividad de la mencionada cola del espermatozoide, entre los que se pueden mencionar los niveles de calcio así como la acidez intracelular. Estos nuevos datos que ellos manejan pueden ser información clave para los laboratorios y para todos los países que, como el nuestro, tratan de encontrar nuevos métodos para una acertada planificación familiar.


Deteniendo al espermatozoide
    Explican los investigadores mencionados que el estudio en cuestión, se fundamentó en los mecanismos íntimos que permiten la movilidad del espermatozoide y los factores que la modulan. Con ello recuerdan que estas células están conformadas por una cabeza y una cola o flagelo. Esta última contiene el aparato motriz responsable de la movilidad espermática, con el fin de llevar al espermatozoide hasta el óvulo para intentar la fecundación del mismo.
    Para realizar sus funciones motoras, la cola o flagelo debe usar un combustible, que en este caso, es el adenosín trifosfato o ATP. Este combustible aporta la energía necesaria para permitir el funcionamiento del aparato motriz espermático. El estudio realizado se limita a comprender los factores que alteran esa liberación de energía, a entender el origen del movimiento, tanto en sus aspectos químicos como mecánicos y con ello tratar de modular el movimiento del espermatozoide.
    El aparato motriz en cuestión está fundamentalmente constituido por el axonema, estructura esta que se compone por una serie de proteínas altamente organizadas, como microtúbulos y otros componentes, cuya actividad permite el movimiento en forma de propel que tiene la cola espermática. Esa movilidad, que es similar al girar de un sacacorcho o de un tornillo, hace posible que el espermatozoide llegue y penetre al ovocito.
    Los científicos explicaron que el movimiento del flagelo puede disminuirse o aumentarse, según el pH –cuán ácido o cuán alcalino puede ser el medio intracelular-. Frente a un pH intracelular ácido los espermatozoides se paralizan y, por el contrario, si el pH se hace alcalino ellos se activan.
    Paralelamente, los científicos encontraron resultados similares con los niveles de calcio intracelular. El ión calcio -quien es un mensajero intracelular utilizado por numerosas hormonas y neurotransmisores para activar múltiples funciones celulares, desde la contracción o la secreción hasta la expresión de genes-, cuando está elevado en el interior del espermatozoide, promueve la inhibición del axonema y con ello la inmovilización del flagelo espermático.
    Se concluyó que la movilidad espermática es modulada por unas enzimas de membrana, las cuales permiten la regulación del pH así como de los niveles de calcio intracelular. Estos hallazgos son bastante novedosos en el campo de la fisiología del espermatozoide. El control de la movilidad espermática pudiera ofrecer la posibilidad de desarrollar un potencial contraceptivo de uso masculino en Venezuela.


El tratamiento de la infertilidad
    En esta línea de investigación, el IVIC, en su Centro de Biofísica y Bioquímica tiene proyectado aplicar los conocimientos en el área y colaborar con la población de escasos recursos y con todos aquellos que tengan problemas de fertilidad. Éste será el punto central de una unidad asistencial, actualmente en fase preliminar, subsidiada por el Estado venezolano, para ayudar a miles de parejas que podrían mantener a sus hijos más no los pueden tener dados los altos costos de estos procedimientos.
    La reproducción humana es materia de postgrado del IVIC y gracias a estos estudios que son tan específicos se pueden resolver problemas mundiales y locales típicos de nuestra especie. Un anticonceptivo masculino y una unidad para el tratamiento de la infertilidad son dos grandes aplicaciones de estas líneas de investigación que desarrollan los investigadores y científicos de nuestro país a favor de todos.

Fecha:
Viernes, 25 de agosto de 2006

Prensa IVIC
Última actualización en Viernes, 25 de Agosto de 2006 13:23