Inicio

Encuestas

Que le parece el nuevo aspecto de nuestro Site?
 

Enlaces

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy232
mod_vvisit_counterAyer1818
mod_vvisit_counterEsta Semana2050
mod_vvisit_counterSemana Pasada12459
mod_vvisit_counterEste Mes88547
mod_vvisit_counterMes Pasado58054
mod_vvisit_counterTotal10477863

We have: guests, bots online
Tu IP: 54.196.107.247
 , 
Hoy: May 30, 2017

Noticias

PDF Imprimir Correo

El cardenalito es el ave más amenazada de extinción en el país

Prensa IVIC/ Fundacite Falcón

Su atractivo plumaje rojo lo ha convertido en presa clave de cazadores ilegales que lo capturan indiscriminadamente para cruzarlo con canarios y obtener canarios rojos, muy codiciados en el mercado nacional e internacional. Debido a esta práctica recurrente que ha sido denunciada desde los años 50 a nivel mundial, el cardenalito (Carduelis cucullata) es el ave más amenazada de extinción en Venezuela.

Así lo informó el doctor Jon Paul Rodríguez, investigador-jefe del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y coautor de la tercera edición del Libro Rojo de la Fauna Venezolana (2008), editado por Provita y las Compañías Shell en Venezuela en el marco de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti).
 
El investigador explicó que el híbrido resultante “canta como canario y es rojo como el cardenalito, entonces usan mucho a los cardenalitos para criar canarios. Como consecuencia, prácticamente ya no hay cardenalitos en vida silvestre, los han acabado”.

36 aves amenazadas

De las 3.625 especies de animales evaluadas para la edición 2008 del Libro Rojo de la Fauna Venezolana, 1.418 corresponden al taxón aves, de las cuales 36 se encuentran amenazadas. La categoría amenazada incluye tres subgrupos: en peligro crítico, en peligro y vulnerable; el cardenalito está en peligro crítico. Aunque las aves no representan el grupo más amenazado de extinción (este lugar lo ocupan los mamíferos con 45 especies), la desaparición del zorzal (Margarops fuscatus) es un indicio de lo que puede ocurrir si la comunidad científica y la sociedad en general no planifican ni ejecutan medidas de conservación de su fauna silvestre.


 “Se supone que si una especie está amenazada hay que hacer algo por ella, pero no siempre es así. El riesgo de extinción es una de las variables, pero hay muchas: si está presente geográficamente en un país o en varios, o si es fácil o difícil de conservar. La sociedad también puede tener opiniones; los animales grandes y peludos gustan más y la gente quiere conservarlos, a diferencia de una cucaracha; aunque la cucaracha esté amenazada de extinción es difícil convencer a la sociedad de que la conserve” comentó el doctor Rodríguez.
 
A su juicio, existen numerosas razones para abstenerse de comprar animales silvestres. En primer lugar, porque el comercio de estos ejemplares es ilegal. “Las únicas especies terrestres que legalmente puede comercializarse en Venezuela son el chigüire y la baba” dijo el especialista. En segundo lugar, porque para obtenerlos se ocasionan daños colaterales: o matan a sus padres o deforestan el entorno. En tercer lugar, porque no se adaptan al cautiverio. Y en cuarto lugar, porque pueden tener patógenos o enfermedades contagiosas para los humanos “a las cuales no hemos estado expuestos antes y de las que no tenemos ninguna experiencia inmunológica” aclaró.
Última actualización en Martes, 25 de Noviembre de 2008 10:12