Inicio

Encuestas

Que le parece el nuevo aspecto de nuestro Site?
 

Enlaces

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1657
mod_vvisit_counterAyer1827
mod_vvisit_counterEsta Semana12222
mod_vvisit_counterSemana Pasada19790
mod_vvisit_counterEste Mes47666
mod_vvisit_counterMes Pasado87330
mod_vvisit_counterTotal10375195

We have: guests, bots online
Tu IP: 54.224.225.228
 , 
Hoy: Abr 23, 2017

Noticias

PDF Imprimir Correo
“Los huertos orgánicos son centros de divulgación de conocimientos”
Prensa Fundacite Falcón

La creación de huertos orgánicos constituye una de las soluciones a la problemática agrícola mundial porque permite aprovechar al máximo los recursos naturales presentes en la sociedad al fertilizar naturalmente y mejorar la calidad de los suelos. Con ello se logra un aumento significativo en su productividad; se disminuye la contaminación y el agotamiento de los recursos naturales, tales como fauna, flora, suelo, aire y agua.

Esa es la percepción de la profesora Maritza Pulido, facilitadora de los talleres sobre “Mitigación de Riesgo” que lleva adelante la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología del Estado Falcón, Fundacite Falcón, a través de la Unidad de Formación de Talento Humano, con el apoyo de la Fundación Eco-juegos.
 
Los talleres van dirigido a los docentes y público en general, quienes deben aprovechar los recursos con que cuentan. Esas estrategias permitirán asumir acciones conducentes a plantar árboles, en calles, avenidas, redomas, patios de escuelas. En esos talleres se le indican qué tipo de árboles se pueden plantar.
 
La profesora Pulido, expone que los huertos orgánicos se convierten en ejes transversales de todas las asignaturas que se ven en la escuela: matemáticas, física, biología, historia, geografía, química y ciencias de la naturaleza, entre otras. “Los huertos orgánicos se transforman en un centro de divulgación de conocimiento, es mucho más divertido que chatear. Tu ves a los niños que miden arboles, observan los troncos, tipos de raíces, verifican nombres y se convierten en sus amigos. Debemos unirnos a la naturaleza porque nosotros somos naturaleza”.
Pulido, quien es fundadora, guía, facilitadora y presidenta de la Fundación Ecojuegos, considera que estamos usando una tecnología dura y nosotros la sustituimos por una blanda, basada en el marco de la educación ambiental para el desarrollo sostenible, relacionadas con estrategias alimentarias, alternativas energéticas, búsqueda de soluciones a problemas de desechos de basura, y desechos tóxicos; además, se plantean alternativas ante la agricultura agroindustrial versus agricultura orgánica o ecológica.

Se trabaja para Mitigar el Cambio Climático, “si le damos suficientes herramientas al recurso humano que estamos capacitando, éstos servirán de multiplicadores en sus escuelas y comunidad”.

Proteger la naturaleza
 
Hay dos concepciones de la naturaleza: una dice que la naturaleza es un animal salvaje que debemos dominar, para ello el hombre construye carreteras, desvía ríos, acaba con bosques y se está en un proceso de deterioro permanente de nuestro hábitat y la otra alternativa es que consideramos que la naturaleza tiene que ser protegida, “tenemos que conocer quienes son esos seres vivos que conviven con nosotros, como funcionan los procesos ecológicos de las plantas, el desarrollo del agua, como manejar ese recurso; es decir, considerar que los seres vivos de nuestro entorno son tan necesarios y por ello debemos procurar su bienestar”.

Transmitir estos conocimientos a niños, niñas, jóvenes y adultos de las distintas comunidades garantiza una mayor efectividad en la formación de una conciencia ambientalista para el desarrollo sostenible o sustentable, e incrementa la practica de aquellas estrategias que tiendan a conservar la biodiversidad.

La tierra nos pide amor

Pulido, quien publicó recientemente el manual “Huertos Orgánicos para Principiantes”, primer libro de la Colección IVIC Recicla, muestra preocupación por la tierra y advierte que “el planeta tierra pide que le demos afecto, que le demos amor, que nos dediquemos a salvarlo. Somos una generación de espectadores de todo el desastre que se ha causado al planeta, pero a la vez estamos comprometidos a brindar soluciones y transmitirlo a quienes vienen detrás.
 
Lanza un reto para unirnos en favor de nuestro suelo porque “tenemos que trabajar con la gente, cambiar actitudes, ser menos consumistas, trabajar por cubrir nuestras necesidades, pero menos holgazanas”.
Hay que emprender una cruzada de regreso al campo para trabajarlo, usar los desechos de las ciudades para crear, por ejemplo, abono orgánico, reducir volúmenes de basura en procura de salud.
 
En Falcón contamos con suficientes recursos naturales para apoyarnos con energías alternas: energía solar, eólica, el mar, hacer híbridos con esas energías que representan  una alternativa a la energía fósil. “Qué haremos cuando se acabe el petróleo, sustituirlo por energía alternas”, afirma con firmeza.


Raúl Pérez Mencías
CNP 8974
Viernes, 03 de julio de 2009
Última actualización en Viernes, 03 de Julio de 2009 10:25